Última hora

Última hora

Putin intenta aplacar la tensión entre Europa y Rusia por el aprovisionamiento de gas

Leyendo ahora:

Putin intenta aplacar la tensión entre Europa y Rusia por el aprovisionamiento de gas

Tamaño de texto Aa Aa

La sorpresa por el cierre de las válvulas en enero y el intento de compra de la británica Centrica por parte de la rusa Gazprom han envenenado las relaciones entre ambos bloques.

En su discurso anual a la nación, el presidente ruso ha defendido “el liderazgo a largo plazo de su país en los mercados energéticos”. Aunque también ha asegurado que Rusia “puede desempeñar un papel positivo en la creación de una estratégica energética europea unificada”.

Paralelamente, desde Bruselas, el ex-primer ministro ruso Mihail Kassianov criticaba las recientes advertencias de Rusia de dar la espalda a Europa en busca de nuevos mercados para su gas en Asia. Utilizar el gas como arma política según el, ha sido un gran error. Ante eurodiputados y representantes de la Comisión Europea, Kassianov dijo que “es inadmisible que Rusia disminuya su entrega de gas en Europa, habiendose comprometido por contrato”.

Por Gazprom pasa el sesenta por ciento de las reservas de gas ruso y la empresa controla de hecho los gaseoductos del país. Un cuarto del gas que se consume en Europa procede de Rusia. Para Alan Riley, experto británico en asuntos de competencia “el verdadero problema no es tanto el uso de la energía como un arma; si no más bien la mala administración de la empresa. Por eso el suministro no es fiable”

Europa presiona a Moscú para que ratifique la Carta Internacional de la Energía que le obrigaría a abrir sus gaseoductos a otras empresas. Algo a lo que de momento Rusia se niega.