Última hora

Última hora

Un ex comunista en la presidencia italiana

Leyendo ahora:

Un ex comunista en la presidencia italiana

Tamaño de texto Aa Aa

Giorgio Napolitano que cumplirá pronto 81 años, es el primer ex comunista en ocupar la jefatura del Estado en la historia de la república italiana.

Pero el “migliorista”, como es apodado en su país, nunca ha sido partidario de la revolución, sino de las reformas, como él mismo explica:

“Defendí posiciones que implicaban una reforma profunda del Partido Comunista, la apertura hacia occidente y Europa y el compromiso en la defensa de la dialéctica democrática”

Nacido en 1925 en Nápoles, Giorgio Napolitano se dedicó muy pronto a la política. Ya en su época de estudiante fundó un grupo de tintes comunistas para luchar contra el nazismo y el fascismo.

En 1945, se afilió al Partido Comunista Italiano. Diplomado en derecho y elegido diputado por primera vez en 1953, tras la insurrección húngara formó parte de las jóvenes promesas comunistas elegidas por Palmiro Togliatti para renovar el Partido sin romper con la URSS.

Napolitano representa el ala derechista del Partido. Defiende las liberalizaciones, se declara favorable a la economía de mercado y dialoga con los socialistas. Electrón libre del partido, de él se ha dicho que es el comunista menos comunista del PCI.

Tras la caída del muro de Berlín, fue uno de los promotores de la conversión a la socialdemocracia de la mayoría del PCI, que pasó a ser el Partido de los demócratas de Izquierda.

En 1992, hizo gala de prudencia y equilibrio al frente de la presidencia de la Cámara de los Diputados. Situándose por encima de los intereses partidistas, consolidó su popularidad en la esfera política italiana.

Ministro del Interior en el primer gobierno de Romano Prodi en 1996, el veterano político italiano y europeísta convencido ocupó un escaño en el Parlamento Europeo entre 1999 y 2004. En 2005 fue nombrado senador vitalicio.