Última hora

Última hora

El antiguo portaviones francés, Clemenceau, llega a casa

Leyendo ahora:

El antiguo portaviones francés, Clemenceau, llega a casa

Tamaño de texto Aa Aa

Con su amarre en el puerto militar de Brest, en el noroeste de Francia, culmina un periplo de 18.000 kilómetros salpicado de polémica.

La última travesía del Clemenceau comenzó a finales de 2005 en la ciudad francesa de Toulon, con rumbo a la India, donde iba a ser desguazado tras limpiar sus restos de amianto. Pero la presión de los ecologistas y una sentencia del Tribunal indio forzó el regreso a casa, esta vez, por el cabo de Buena Esperanza. Media vuelta al mundo a remolque que ha costado 12 millones de euros al Estado francés. El Clemenceau será previsiblemente limpiado y desmantelado en Francia, donde se estudia crear una filial para el desguace de barcos. En lo que va de año, unas 90 naves de diferentes países han viajado a la India y Bangladesh. Travesías para el desguace que no han generado ninguna polémica.