Última hora

Última hora

El caos y el miedo se adueñan de Timor en plena lucha de poder política

Leyendo ahora:

El caos y el miedo se adueñan de Timor en plena lucha de poder política

Tamaño de texto Aa Aa

El miedo reina de nuevo entre los timorenses tras las escenas vividas en la capital.

En una lucha de poder política, enturbiada por la rebeldía de unos 600 militares despedidos, las fuerzas oficiales acusaron ayer a la policía de apoyar a los rebeldes y mataron a varios agentes desarmados que se rendían tras ser asaltado su cuartel. Unas 15 personas murieron. El fantasma de los ajustes de cuentas vividos tras la retirada indonesia volvió pocas horas después, al ser quemada la casa del titular de Interior con seis personas, entre ellas, varios niños, entre sus muros. El embajador de Estados Unidos, que tiene intereses petrolíferos en el nuevo país, se mostraba confiado en la mejora drástica de la situación tras el peor día de violencia desde la independencia a la que el pequeño país accedió en 2002, después de casi tres años de protectorado de la ONU. Los 1.400 asesinatos ocurridos tras el repliegue indonesio, todavía muy presentes entre la población, y las dificultades económicas a las que se enfrentan locales como retornados del exilio forzoso a Indonesia han creado un frágil equilibrio social y gubernamental. La llegada de las fuerzas internacionales, con las autralianas de nuevo al mando, ha devuelto la calma a la capital. “Nos quedaremos hasta que sea necesario”, ha apuntado este oficial australiano. Por ahora, tanto las fuerzas militares oficiales, como la policía y los rebeldes han aceptado salir de la capital. Los soldados extranjeros velan por la repatriación de los turistas y trabajadores occidentales.