Última hora

Última hora

La UE aprueba la polémica directiva sobre la liberalización de los servicios

Leyendo ahora:

La UE aprueba la polémica directiva sobre la liberalización de los servicios

Tamaño de texto Aa Aa

El famoso fontanero polaco ya tiene abiertas las puertas de Europa. Los veinticinco países miembros han aprobado esta noche la última versión de la controvertida directiva Bolkestein sobre la liberalización de los servicios dentro del bloque. Un texto que apenas guarda un cierto parecido lejano con el original y que, si no hay contratiempos, recibirá en breve el visto bueno del Parlamento Europeo.

“Muy pocos creían el otoño pasado que fueramos capaces de sacar este proyecto adelante en tan poco tiempo decía con orgullo el comisario de Comercio Interior, Charlie McCreevy Pero ya ven, ahora ya está camino de Estrasburgo”. La principal novedad del borrador propuesto por la presidencia de turno austriaca es que los Estados miembros deberán justificarse a la hora de restringir la libre prestación de servicios, para compensar el suprimido principio del país de origen diseñado por el ex-comisario Fritz Bolkestein, que hace dos años bromeaba así al enterarse del revuelo que habían provocado en Europa sus ideas ultraliberales: “Esta directiva da miedo decía porque, efectivamente, mi nombre, Bolkestein, rima con Frankestein; pero Frankestein era un monstruo y yo no paso de hombre lobo”. Curiosamente, Francia fue uno de los países que, en su día, más se opuso a la directiva, aunque ayer fue uno de los primeros que la firmó, justo cuando se cumplía un año del “No” a la Constitución Europea.