Última hora

Última hora

Noël Forgeard se defiende

Leyendo ahora:

Noël Forgeard se defiende

Tamaño de texto Aa Aa

El copresidente y director general de EADS ha asegurado que al vender en marzo sus acciones y las de sus hijos en el grupo aeroespacial no disponía de información privilegiada. Esa lucrativa operación, tres meses antes de que EADS se desplomara en bolsa, es “una desgraciada coincidencia”, según Forgeard.

Efectivamente, el grupo paneuropeo ha sufrido esta semana la estampida de los inversores, evaporándose más del 40% de su valor, tras anunciarse que el superavión A380 se entregará a las aerolíneas clientes con al menos 6 meses de retraso.

Falta de previsión a la hora de diseñar el complejo cableado del superavión, que se une a otros reveses como el fracaso comercial del A350 o el enredo de algunos de sus gestores en un oscuro episodio de corrupción política en Francia.

La venta de las acciones ha puesto la palabra escándalo en boca de políticos y sindicalistas tanto en Francia como en Alemania, mientras las autoridades bursátiles de ambos países investigan si Forgeard y otros altos responsables cometieron delito de iniciado al embolsarse dos millones y medio de euros de plusvalías.

Representando a los accionistas, Frederik Canoy explica que “en apenas quince días hay una serie de personas que vendieron sus acciones. Y qué casualidad, esas personas son todas de la dirección, así que disponían de una información privilegiada sobre las perspectivas de la sociedad”

En medio de la tensión entre alemanes y franceses, que forman el núcleo duro de EADS, los socios españoles han recordado su interés en participar activamente para resolver los problemas de retraso que sufre el gigante de los aires.