Última hora

Última hora

La dimisión de De Villepin es pedida hasta por su propia mayoría tras el último escándalo en el parlamento

Leyendo ahora:

La dimisión de De Villepin es pedida hasta por su propia mayoría tras el último escándalo en el parlamento

Tamaño de texto Aa Aa

A apenas un año de las elecciones presidenciales, el escenario de la última crisis gubernamental francesa no ha sido ni los periódicos, ni los juzgados, ni los barrios difíciles de las periferias. Ha sido el parlamento.

El detonante fueron las preguntas del líder de la oposición sobre la supuesta pasividad del Ejecutivo ante las denuncias vertidas contra el copresidente del gigante aeronaútico europeo EADS, el francés Noel Forgeard, íntimo amigo del primer ministro, Dominique de Villepin. Sea una maniobra política o un desliz temperamental, tras la pregunta sobre EADS, el primer ministro recriminó al líder opositor el mezclar peras y manzanas y le llamó cobarde en tres ocasiones. Los insultos provocaron un clamor de peticiones de dimisión incluso entre diputados del partido de De Villepin. “Como diputado, no estoy orgulloso de lo que acabo de ver, así que me he ido”, ha destacado Pierre Lellouch. “El primer ministro se tiene que ir, es todo”, ha afirmado sin rodeos Christine Boutin del partido gubernamental UMP. El líder socialista por su lado ha exigido excusas y ha amenazado con el boicot de su partido de la legislatura si De Villepin no cambia hoy de actitud en el Parlamento.