Última hora

Última hora

Cincuenta años del levantamiento húngaro contra el poder soviético

Leyendo ahora:

Cincuenta años del levantamiento húngaro contra el poder soviético

Tamaño de texto Aa Aa

El 23 de octubre de 1956, algo más de tres años después de la muerte de Stalin, la revolución de Hungría dio su primer paso.
Ese día, los estudiantes habían recibido permiso para realizar una manifestación en apoyo a los obreros de Polonia. Sin embargo, la marcha pronto se convirtió en algo más.

El acto congregó a cerca de 100.000 personas, y los estudiantes demandaron la lectura por la radio estatal de sus reivindicaciones: el nombramiento de Imre Nagy como presidente del Consejo, la evacuación de las tropas soviéticas, y el reconocimiento de la libertad de expresión.

Las fuerzas locales se negaron a facilitar el acceso. En los enfrentamientos, los manifestantes pensaron que uno de los estudiantes había sido abatido. En ese momento estalla la rebelión. La ciudad se llena de barricadas. Durante la noche Nagy es nombrado Presidente del Consejo.

Los tanques rusos llegan a la ciudad y se agrava el enfrentamiento, que termina con victoria de los ciudadanos húngaros. El 28 de octubre se dicta el alto el fuego y las tropas soviéticas comienzan a abandonar Budapest. En la semana posterior, Nagy llega a denunciar el pacto de Varsovia.

Pero el día 4 de ese mismo mes, regresan nuevamente blindados soviéticos. En esta ocasión son 6.000, listos para una ofensiva general. El pueblo húngaro es arrasado, poniendo fin a la insurrección y dejando tras de sí 25.000 muertos y el arresto de Nagy, que posteriormente sería ejecutado.