Última hora

Última hora

Análisis : la propuesta de reforma constitucional italiana

Leyendo ahora:

Análisis : la propuesta de reforma constitucional italiana

Tamaño de texto Aa Aa

La reforma sometida al voto de los italianos modifica profundamente la Constitución en vigor desde 1948. En primer lugar contempla una fuerte reducción de uno los principales poderes de la presidencia.

Según la reforma, el presidente sólo podrá disolver las Cámaras a petición del primer ministro, si éste dimite, muere o si la Cámara de los Diputados vota una moción de censura. El jefe del Gobierno, por el contrario, ve reforzados sus poderes. Podrá nombrar y revocar ministros sin pasar por el Presidente, y no necesitará un voto de confianza de las dos cámaras. La Cámara de Diputados sólo se pronunciará para aprobar el programa. Su dimisión conduce de facto a la disolución y a la convocatoria de nuevas elecciones. La reforma prevé que Cámara de Diputados adopte leyes nacionales y deja en manos del Senado, convertido en federal, las disposiciones regionales. La reforma reduce el número de parlamentarios, tanto en la Cámara como en el Senado, además de la edad requerida para ocupar un escaño y da una competencia legislativa exclusiva a las 20 regiones en Sanidad, Educación y Policía. Una enorme ventaja, según Gianfranco Fini, líder de la opositora Alianza Nacional: “Define claramente las relaciones entre las regiones y el Estado, y lo que para nosotros es muy importante, si una región hace una ley que va contra el interés nacional, el gobierno puede bloquearla”. Piero Fassino, de los Demócratas de Izquierda, considera sin embargo que la reforma esconde muchos peligros: “Es una reforma cara, que aumentará la burocracia y la ineficacia, y que sobre todo reduce la igualdad entre los ciudadanos, que no tendrán los mismos derechos, ni las mismas oportunidades, ni los mismos servicios”. Los constitucionalistas recuerdan que la revisión de 50 de los 139 artículos de los que consta la Carta Magna italiana sólo fue votada por los diputados y los senadores de centro derecha en 2005.