Última hora

Última hora

La clase política gala, dividida acerca de la entrevista televisada de Chirac

Leyendo ahora:

La clase política gala, dividida acerca de la entrevista televisada de Chirac

Tamaño de texto Aa Aa

Satisfactoria para el partido gobernante, vacía de contenido e inmovilista para la oposición. El presidente francés, Jacques Chirac, reiteró ayer en una entrevista televisada su confianza en Dominique de Villepin, cuya popularidad está en caida libre tanto dentro como fuera de la mayoría parlamentaria, la conservadora UMP.

“He dado una hoja de ruta al Gobierno explica Chirac y el Gobierno la ha asumido con serenidad y éxito. No tengo ninguna razón para impedir que continúe su cometido con determinación”. Las palabras de Chirac a tres semanas de su tradicional entrevista del 14 de julio muestran la delicada situación que atraviesa el Ejecutivo. El portavoz del partido socialista opina que Jacques Chirac es el único francés que piensa que todo va bien, que su Gobierno trabaja correctamente, que los informes avanzan y que no se pierde el tiempo. “Visiblemente, no ha escuchado la cólera de los últimos meses ni las críticas que vienen incluso del seno de la mayoritaria UMP” dice. A diez meses de las presidenciales, Villepin se encuentra muy debilitado por la crisis del CPE la reforma laboral juvenil ya enterrada, el escándalo de Clearstream y su aislamiento en la UMP liderada por su rival y también candidato al Elíseo Nicolas Sarkozy.