Última hora

Última hora

Bélgica conmocionada por un nuevo caso Dutroux

Leyendo ahora:

Bélgica conmocionada por un nuevo caso Dutroux

Tamaño de texto Aa Aa

Vuelve a vivir una de las páginas más negras de su historia reciente. Cuando la herida del caso Dutroux aún sigue abierta, otro brutal asesinato de niñas golpéa a la opinión pública belga.Tras 18 días de búsqueda ayer aparecieron los cadáveres de Stacy Lemmens, de 7 años y Nathalie Mahy, de 10 años. “Es asqueroso ver como se mata a menores de esta manera. Sólo tenían 7 y 10 años. Tenemos miedo de dejar a nuestros hijos en la calle sin vigilarlos constantemente”.

Las dos niñas desaparecieron cuando jugaban en una fiesta vecinal de un barrio de Lieja. Los cuerpos han sido descubiertos a escasos 200 metros del lugar donde se las vio con vida por última vez, disimulados con sendas tapas de alcantarilla encima.

La tía de una de ellas, en sus únicas declaraciones a la prensa decía que lo único que le queda ahora a la familia es pensar que las niñas no sufrieran demasiado. La muerte de las dos hermanastras es un drama nacional en un país acostumbrado, por desgracia, a levantarse con titulares de este tipo.

El Primer ministro belga tomaba la antena de la televisión pública para expresar su dolor. “ No se puede entender qué lleva a una persona a hacer una cosa así”, decía Guy Verhofstat. El único detenido en relación con el caso es también el sospechoso número uno. Abdala Ait Oud ya fue condenado en el pasado por delitos de secuestro y abuso de menores.