Última hora

Última hora

Israel detiene a la mitad del gobierno palestino

Leyendo ahora:

Israel detiene a la mitad del gobierno palestino

Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno palestino se doblega ante los tanques del Tsahal. El ejercito israelí ha detenido este jueves en una espectacular operación militar a sesenta y cuatro miembros de Hamás, entre ellos, diez ministros del ejecutivo que lidera Ismail Haniye y veinte diputados del Movimiento de Resistencia Islámica.

Todo ello se enmarca dentro de la ofensiva hebrea “Lluvia de Verano”, que comenzó hace tres días en Gaza, después de que un comando palestino capturara a un soldado israelí al sur de la franja autónoma. Y que hoy ha sacudido también a las principales ciudades de la Cisjordania ocupada, incluyendo Ramala, donde se encuentra la sede del Gobierno y de la Presidencia palestina.

“La actitud de las autoridades hebreas decía uno de los portavoces de Mahmoud Abbas juega en contra del militar que ha sido capturado. Esperemos que los israelíes se den cuenta de ello, que contengan a sus tropas, y que dejen a nuestro presidente buscar una solución política”.

Sin embargo, desde Tel Aviv, la lectura que se hace de la situación es diametralmente opuesta.

“En las últimas semanas comentaba un portavoz del minisetrio de exteriores hebreo hemos visto como el gobierno de Hamás respaldaba sin ambigüedades los actos terroristas, permitiendo secuestros y tolerando los ataques contra nuestro territorio. Pues bien, eso se acabó porque Israel ha decidido defenderse”.

Con este panorama, la reunión prevista entre Abbas y Ehud Olmert ha sido cancelada y el presidente palestino le ha pedido a la comunidad internacional que convoque una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ya que la tensión está trasladándose a otros países vecinos, como Siria, que también está en el punto de mira del Tsahal, ya que, según el gobierno israelí, varios altos cargos de Hamás se refugian desde hace tiempo en Damasco.

La Unión Europea, Turquía, China e incluso Estados Unidos no esconden su preocupación por lo que está sucediendo en los territorios ocupados, donde miles de personas sobreviven sin electricidad desde la última oleada de ataques israelíes.