Última hora

Última hora

Macedonia acude a las urnas bajo la atenta mirada de la UE

Leyendo ahora:

Macedonia acude a las urnas bajo la atenta mirada de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Macedonia se prepara para renovar su parlamento por quinta vez desde que consiguió su independencia en 1991. Y esta vez lo hará ante la atenta mirada de la Unión Europea.

Los socialdemócratas del SDMS, liderados por el primer ministro saliente, Vlado Buckovski, aspiran a mantenerse en el poder a pesar de las críticas, ya que durante su legislatura han conseguido marcar un hito histórico, conseguir que Bruselas concediera al país el estatus de candidato al ingreso en el bloque.

Eso ocurrió en diciembre de 2005 y fue Vlado Buckovski, el líder del partido socialdemócrata, heredero del partido comunista, el que se apuntó ese decisivo tanto. Sin embargo, el dinamico y ambicioso primer ministro tiene una asignatura pendiente, la economía, que durante su mandato no ha conseguido despegar.

Macedonia es hoy en día uno de los países más pobres del continente europeo, con un crecimiento del 4% previsto para 2006, un PIB per cápita de sólo 1.798 euros y una tasa de paro exhorbitada que afecta a más del 30% de la población en edad de trabajar.

Esas cifras podrían beneficiar al principal partido conservador de la oposición, que dirige el economista Nicola Gruevski. Antiguo ministro de Finanzas, este nacionalista reconvertido en reformista, es el arquitecto de la legislación fiscal y de las privatizaciones que se llevaron a cabo en el país tras la independencia. Goza de una gran popularidad y promete sacar al país de los números rojos en un corto periodo de tiempo si se convierte en el próximo primer ministro.

No obstante, entre el 20% del electorado que representa la minoría albanesa, la formación favorita es la Unión Democrática para la Integración, que dirige Ali Ahmeti, el antiguo fundador de la guerrilla separatista, que más tarde moderó su discurso y que en los últimos años ha sido un socio clave para el gobierno de coalición de Buckovski.

Partidario de la integración del país en la Unión Europea y la OTAN, Ahmeti sólo puede perder votos contra los radicales del DPA, el Partido Democrático Albanés, liderado por Arben Xhaferi, que si antes apoyaba el modelo social multiétnico ahora ha radicalizado sus ideas para contrarrestar la influencia de su rival.