Última hora

Última hora

Jornada de duelo nacional en Rusia

Leyendo ahora:

Jornada de duelo nacional en Rusia

Tamaño de texto Aa Aa

Las ceremonias se suceden y las banderas ondean a media asta por las víctimas del accidente aéreo registrado ayer en Siberia. Las últimas cifras hablan de 124 muertos, cuatro desaparecidos y más de 50 heridos. En la ciudad de Irkutsk, escenario de la catástrofe, investigadores rusos apoyados por un equipo de expertos de Airbus intentan despejar la incógnita sobre el origen del accidente.

Por razones que aún se desconocen, el Airbus 310 de la compañía rusa Sibir procedente de Moscú, se salió de pista nada más tocar tierra. Tras impactar contra un muro de hormigón, ardió en llamas. En el interior del aeropuerto de esta ciudad, situada a 5.000 kilómetros de Moscú, se ha instalado una célula de crisis.

Los familiares de los pasajeros acuden a la sala de espera para conocer la suerte de los suyos. Un equipo de psicólogos se encarga de prepararles para la identificación de los cadáveres. Los que han tenido más suerte se recuperan en los hospitales. Es el caso de una mujer que ha relatado que el avión aterrizó pero no redujo la velocidad. Entonces se produjo el choque y empezó el pánico.

Ayer el ministro ruso de Transporte, Igor Levitine, visitó a los heridos. Las autoridades rusas han anunciado que los familiares de las víctimas recibirán 2.000 euros de indemnización.