Última hora

Última hora

Moscú decapita la dirección de los separatistas chechenos con la muerte de Bassayev

Leyendo ahora:

Moscú decapita la dirección de los separatistas chechenos con la muerte de Bassayev

Tamaño de texto Aa Aa

Las imágenes de los niños de Beslan dieron la vuelta al mundo en septiembre de 2004. En esa fecha, un comando chechén tomó como rehenes a niños, famililares y profesores de la escuela número uno de Beslan, una localidad de Osetia del Norte. 344 personas murieron, entre ellas 186 niños. Shamil Bassayev se atribuyó la autoría del secuestro. Moscú puso entonces precio a su cabeza: diez millones de dólares. En una entrevista ofrecida casi un año más tarde a una cadena estadounidense, Bassayev aseguró no haber previsto un drama de esas dimensiones pero dijo no estar arrepentido. “Oficialmente 40,000 de nuestros niños han sido asesinados o mutilados y nadie dice nada”, dijo Bassayev. ¿Pero los niños pueden ser responsables de los que ocurre?, preguntó el periodista. “No, la responsabilildad es de toda la nación rusa”, afirmó.

Bassayev llevaba más de una década al frente de los mayores ataques contra Rusia. En 1995, ocupó las primeras páginas de los periódicos de todo el mundo cuando asaltó el hospital de la ciudad rusa de Budiónovsk. Tras tomar a más de un millar de personas como rehenes, la operación causó al menos 166 muertos, entre ellos 33 terroristas, y 415 heridos. Bassayev logró escapar.

Un año más tarde Shamil Bassayev se lanzó a la reconquista de Grozny. Siempre fugitivo y en ocasiones gravemente herido, el jefe guerrillero aparece y desaparece hasta que 2002, protagonizó otra acción espectacular al secuestrar en un teatro moscovita a 800 personas en plena representación humillando a Moscú.

Tras un intento frustrado de hacer carrera en política, no es hasta 2005, tras la muerte del moderado Aslan Masjadov a manos de los servicios secretos rusos, cuando Bassayev se convierte en jefe principal de los separatistas chechenos.

La dirección de los separatistas chechenos, decapitada, no ha querido hacer comentarios sobre la muerte anunciada por Moscú de Bassayev este lunes.