Última hora

Última hora

La India sigue conmocionada tras los atentados de Bombay

Leyendo ahora:

La India sigue conmocionada tras los atentados de Bombay

Tamaño de texto Aa Aa

Diez minutos infernales en un martes tempestuoso. Plena hora punta, las seis y media de la tarde hora local, el regreso a casa después del trabajo. Siete explosiones casi simultáneas en vagones de primera clase de cinco trenes de cercanías y en los andenes de dos estaciones.

El balance, casi 200 muertos y al menos otras 600 personas heridas. Los autores conocían bien el horario de los trenes en la zona oeste de Bombay, una de las ciudades más grandes del mundo con 17 millones de habitantes. Primer centro económico del país, sede de las principales multinacionales y de la potente industria del cine. Pero la realidad supera a la ficción. Las deflagraciones convirtieron los vagones de tren en amasijos de hierro, los supervivientes ayudaban a los centenares de heridos y los hospitales quedaron colapsados.

Las autoridades han declarado la “alerta roja” en todo el país y han reforzado la seguridad. El primer ministro indio, Manmohan Singh, tras reunir a su gabinete de crisis, ha hecho un llamamiento a la calma, a “ignorar” rumores, a que la ciudad funcione con normalidad.

Los investigadores trabajan. Las sospechas apuntan a grupos islamistas de Cachemira, territorio con mayoría de población musulmana, dividido entre la India, Pakistán y China.