Última hora

Última hora

La explosiva situación en Oriente Próximo trastoca la agenda oficial y divide a los países del G8

Leyendo ahora:

La explosiva situación en Oriente Próximo trastoca la agenda oficial y divide a los países del G8

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente estadounidense, Georges Bush, ha llegado ya a San Petersburgo, donde este fin de semana los países ricos celebran una cumbre de tres días. La situación en el Líbano será el plato fuerte de este encuentro, que aglutina asimismo a miles de periodistas.

Mientras que los europeos juzgan los bombardeos israelíes en el Líbano desproporcionados, Washington y Canada respaldan el derecho de Israel a defenderse de Hezbollah. En calidad de anfitrión, el presidente ruso, Vladimir Putin ha adoptado un tono neutro, haciendo un llamamiento a todas las partes implicadas para que cesen los combates de inmediato.

Ante los jóvenes del junior G8, un foro paralelo compuesto por adolescentes de los ocho países participantes, Putin aseguraba que “cuando se emplea la fuerza militar, suele haber víctimas civiles. Esto es una tragedia”, ha dicho abogando por una solución pacífica.

Con la actualidad en primera línea, la energía, el precio del petróleo y el eventual ingreso de Rusia en la OMC pasan a un segundo plano. Por su parte, los activistas de los movimientos antiglobalización, vigilados de cerca por la policía, tienen cita en un estadio situado a veinticinco kilómetros de la cumbre oficial.