Última hora

Última hora

Los consumidores europeos ya están pagando en las gasolineras el conflicto de Líbano

Leyendo ahora:

Los consumidores europeos ya están pagando en las gasolineras el conflicto de Líbano

Tamaño de texto Aa Aa

El precio de los carburantes ha vuelto a encarecerse en las gasolineras, colocándose en el punto al que llegó a comienzos de septiembre del año pasado a raíz de los huracanes en Estados Unidos. Una tonelada de crudo refinado se vende por encima de los 800 dólares en Rotterdam, pues el nerviosismo geopolítico se une a un gran consumo propio de la temporada de vacaciones.

El precio medio de un litro de gasolina sin plomo es de 1 euro y 30 céntimos de promedio en la zona euro. A pesar del repunte, en Estados Unidos el carburante se vende al equivalente de 65 céntimos de euro el litro, la mitad que en Europa. La espiral preocupa a la propia OPEP. El cártel ha pedido a los participantes del mercado mundial que contribuyan a estabilizar los precios, señalando que las subidas del barril se deben a situaciones ajenas al control de los productores.

La organización de exportadores destaca que existe una significativa especulación financiera en los mercados de futuros responsable de las subidas. Esto ocurre, prosigue la OPEP, a pesar de que se bombea a gran ritmo y el mercado está bien abastecido. Cuello de botella, son los productos refinados, cuya producción no crece al mismo ritmo. La escasez de refinerías en Estados Unidos también es responsable de las subidas de precios en las gasolineras.