Última hora

Última hora

El G8, dividido por el conflicto de Líbano

Leyendo ahora:

El G8, dividido por el conflicto de Líbano

Tamaño de texto Aa Aa

El Palacio Constantino de San Petersburgo acoge hoy una de las citas políticas más importantes del calendario diplomático. Dentro de unas horas los representantes del G8, con Vladimir Putin como anfitrión, comenzarán a discutir los dosieres más candentes de la actualidad internacional, prestando especial atención a la violencia en Oriente Próximo, que ha puesto de relieve las diferencias que mantienen al respecto el presidente ruso y su homólogo estadounidense.

Según el jefe del Kremlin, la vasta ofensiva de Israel en Líbano hace pensar que Tel Aviv tiene otros objetivos en el “país del cedro”, aparte de rescatar a los dos soldados del Tsahal que se encuentran en poder de Hizbulá.

Eso, al menos, es lo que dijo ayer en rueda de prensa antes de dirigirse con el inquilino de la Casa Blanca a la cena de gala que abría formalmente la cumbre en la capital del antiguo imperio ruso.

Un encuentro en el que también deberían abordarse los dosieres nucleares de Irán y Corea del Norte, y debatir el futuro ingreso de Rusia en la Organización Mundial del Comercio. Aunque para ello antes habrá que analizar el estado de la democracia en ese país, donde un día más la policía neutralizó las protestas pacíficas de los grupos antiglobalización que se han desplazado hasta la ciudad.