Última hora

Última hora

El ejército israelí intenta recuperar su poder de disuasión en la región

Leyendo ahora:

El ejército israelí intenta recuperar su poder de disuasión en la región

Tamaño de texto Aa Aa

La ofensiva que el ejército de Israel lleva a cabo en el Líbano tiene como principal objetivo recuperar la confianza de la población israelí en la capacidad disuasiva del Tsahal en la región. Captura de soldados, cohetes lanzados contra su territorio…el Estado hebreo aparece hoy más vulnerable y la prensa israelí se ha hecho eco de ello. Con esta ofensiva Israel no busca la guerra sino recuperar su poder de disuasión. “El Líbano es un trauma para Israel, muchos israelíes vivieron la experiencia de la guerra, explica un analista israelí. El Líbano es en muchos sentidos como nuestro Vietnam pero cuando Israel es atacado y sus fronteras no son respetadas por los hombres de Hezbollah, está claro que Israel no tiene más alternativa que actuar duramente”, afirma.

Israel intentaría por lo tanto recuperar su poder de disuasión que durante décadas utilizó con éxito en la región. El duo Olmert-Peretz, primer ministro y ministro de la Defensa israelí, dirigen la operación. La opinión pública israelí se divide entre los que consideran que no conseguirán recuperar la fuerza del Tsahal y los que piensan que Olmert y Peretz están reparando los errores del pasado. Errores como el de haber permitido que Hezbollah ocupase el sur del Líbano tras la retirada israelí en el 2000. Una ocupación que podría ser hoy peligrosa para Israel como explica este otro analista: “la cuestión es saber ahora si Hezbollah posee un misil iraní llamado zelzal y que podría llegar hasta Tel Aviv. Yo creo que los israelíes han aprovechado la captura de los soldados para arreglar un problema estratégico totalmente nuevo para ellos”, explica.

Otro de los objetivos que persigue Israel con su ofensiva es acabar con Hezbollah o al menos conseguir su desarme.