Última hora

Última hora

Inmigración ilegal: las nuevas rutas de los clandestinos

Leyendo ahora:

Inmigración ilegal: las nuevas rutas de los clandestinos

Tamaño de texto Aa Aa

Dos mil inmigrantes en dos semanas; los centros de acogida de Lampedusa se declaran impotentes ante el flujo incesante de clandestinos. Esta misma mañana otra embarcación con un centenar de inmigrantes desembarcaba en el puerto italiano. La preocupación se deja sentir también en las españolas Islas Canarias; en las últimas horas, un cayuco con un centenar de inmigrantes de origen africano fue localizado a 100 metros de la costa de Las Galletas, en el sur de Tenerife. Horas después, otro con 70 inmigrantes llegaba al puerto tinerfeño de Los Cristianos.

Desde que la seguridad ha sido reforzada en los enclaves españoles de Ceuta Y Melilla, los inmigrantes optan por vías alternativas para entrar en Europa. Desde principios de año, más de 13 mil han llegado a las Islas Canarias, 9.500 en el caso de Lampedusa.

Ninguno de ellos está al abrigo de tragedias como la del pasado sábado; al menos 17 inmigrantes que habían salido de Libia seis días antes fueron dados por desaparecidos cuando intentaban llegar a la isla de Malta. Para resolver la crisis, Europa ha creado patrullas marítimas conjuntas con barcos italianos, españoles, malteses y griegos. Una respuesta insuficiente según Aminata Traor, ex ministra de Cultura maliense:

“Lo que debería hacer Europa dice es plantearse si está ayudando realmente a los países que tienen dificultades creando empleos e infraestructuras” En Mali, la asociación “Vuelta, trabajo, dignidad” a la que pertenece la ex ministra de Cultura, ayuda a los repatriados a empezar de nuevo en su país natal. Elaborar cestas artesanales es su principal medio de subsistencia.

“Prefiero quedarme y morirme de hambre, afirma este antiguo clandestino que volver a pasar por las mismas humillaciones” Aunque en Mali tres de cada cuatro personas viven con menos de un euro al día, frente a las cámaras aseguran que no volverán a intentar llegar clandestinamente a Europa.