Última hora

Última hora

Los pequeños accionistas de Eurotúnel también quieren su dinero.

Leyendo ahora:

Los pequeños accionistas de Eurotúnel también quieren su dinero.

Tamaño de texto Aa Aa

François Miterrand y Margaret Thatcher, firmaban en 1986, el Tratado de Canterbury, el primer paso para la construcción del túnel ferroviario bajo el Canal de la Mancha. El gran sueño europeo se convirtió en realidad en 1994. Pero en sus más de veinte años de historia, la empresa Eurotúnel, encargada de su gestión, ha estado en manos de sus acreedores como denuncia una pequeña accionista:

“Claro que estoy enfadada, tenga en cuenta que una contaba con un capital seguro para la vejez, sobre todo quien está solo, y no hay nada de nada. Cómo quiere que no monte en cólera”. Los accionistas minoritarios, unos 850.000, se sienten expoliados. Consideran que los ejecutivos de Eurotúnel han dejado la empresa a merced de los grandes acreedores y piden la intervención del presidente francés, Jacques Chirac. Pero los poderes públicos quedaron al margen de la construcción que costó 16.000 millones de euros, y la empresa quedó endeudada para siempre. Eurotúnel todavía busca una salida.