Última hora

Última hora

Bélgica conmemora el 50 aniversario del peor accidente minero de su historia

Leyendo ahora:

Bélgica conmemora el 50 aniversario del peor accidente minero de su historia

Tamaño de texto Aa Aa

Con 262 campanadas, una por cada fallecido, Bélgica ha conmemorado el aniversario del peor accidente minero de su historia. Han pasado 50 años, pero la localidad de Marcinelle en el sur de Bruselas, no ha olvidado a las víctimas de la tragedia. Más de la mitad eran emigrantes italianos, el resto, de otras once nacionalidades.

Mineros de Marcinelle, políticos locales y regionales y familiares venidos desde Italia han asistido a la ceremonia. Tras la lectura de los nombres de los mineros fallecidos, se ha celebrado una misa ecuménica en el terreno de la mina de Bois Du Cazier, escenario de la tragedia.

El 8 de Agosto de 1956, poco después de las ocho de la mañana un vagón desplazado en un ascensor desencadenó un terrible incendio. Los mineros huyeron por las galerías hacia el fondo de la mina. Durante semanas, las familias esperaron en vano un milagro, pero solo siete mineros escaparon vivos de aquel infierno.

Medio siglo después, uno de los supervivientes recuerda con emoción a sus compañeros :
Pienso en ellos cada noche, -afirma hasta cuando duermo; los tengo siempre presentes.
Lo que sucedió ese día -apostilla la hija y nieta de dos de las víctimas, no debe suceder nunca más. Entonces los obreros eran tratados como esclavos, no como trabajadores.

El alto número de víctimas italianas se debió al hecho de que Italia le suministraba a las autoridades belgas mineros a cambio de carbón barato. Tras el accidente, afloraron muchas críticas respecto a la seguridad y la salud de los trabajadores. Tres años después, hubo una condena simbólica.