Última hora

Última hora

La propuesta libanesa a debate en el Consejo de Seguridad de la ONU

Leyendo ahora:

La propuesta libanesa a debate en el Consejo de Seguridad de la ONU

Tamaño de texto Aa Aa

La propuesta libanesa de desplegar 15.000 efectivos en el sur del país es histórica. Hace cuarenta años que la población esperaba un gesto así de su gobierno. La prioridad de Beirút ahora es que la iniciativa consiga un respaldo mayoritario en la ONU. Los israelíes se muestran favorables pero la prudencia marca las declaraciones oficiales, como la del primer ministro Ehud Olmert.

“Estamos estudiando detalladamente la propuesta, que nos parece interesante, aseguró ahora debemos ver si es practicable. La examinaremos con las demás partes implicadas que están trabajando para alcanzar una resolución en la ONU. Sólo después tomaremos una decisión”

Ayer, Beirút recibió el apoyo casi unánime de los países de la Liga Árabe. Siria, que se opone al desarme de Hizbulá fue la única nota discordante. Paradójicamente los dos representantes de la milicia chií en el Gobierno dieron su visto bueno al proyecto.

“Los dos representantes de Hizbulá en el gobierno han dado su acuerdo, señala el enviado especial del Consejo de Ministros libanés. Para nosotros, las cosas están muy claras. Ahora hay una unanimidad en el país que tal vez no existiese antes, pero ahora todos estamos de acuerdo en que hay que dar al Ejército libanés la ocasión de ejercer su deber y su responsabilidad”

El ejército libanés que hasta ahora se limitaba a operaciones para el mantenimiento del orden, recuperaría el control del país y El Líbano conquistaría su plena soberanía. La nueva alternativa choca con las exigencias israelíes apoyadas por Washington, de no retirar sus tropas antes del despliegue de una fuerza internacional.

La resolución franco-estadounidense contempla un alto el fuego inmediato seguido por el despliegue de tropas libanesas e internacionales en el sur del país. La retirada militar israelí es el último paso, El Libano exige en cambio que sea la primera medida.

Francia hasta ahora defensora incondicional de los intereses libaneses, se encuentra en una situación difícil: enmendar el plan que París ha corredactado. “Francia señala el ministro francés de Exteriores sirve de contrapeso entre los países árabes moderados por un lado e Israel y Estados Unidos por el otro. ¿Por qué ese equilibrio? porque necesitamos un Estado libanés fuerte”.

Un Estado libanés fuerte y soberano. La solución del conflicto pasa necesariamente por una negociación sobre las granjas del Chebaa, territorio ocupado por Israel que Hizbulá sigue utilizando para justificar la lucha armada.