Última hora

Última hora

Los antiguos combatientes del Ejército del Sur del Líbano dispuestos a empuñar las armas contra Hizbulá

Leyendo ahora:

Los antiguos combatientes del Ejército del Sur del Líbano dispuestos a empuñar las armas contra Hizbulá

Tamaño de texto Aa Aa

Nahariya, en el norte de Israel, se levanta y se acuesta desde hace un mes con las sirenas que avisan de la llegada inminente de los Katiusha de Hizbulá. Esta pequeña ciudad situada sólo a 8 kilómetros de la frontera ostenta el triste récord de ser el enclave israelí más atacado de esta guerra. También es una ciudad de paradojas y de exilio, ya que acoge a centenares de libaneses que combatieron en el llamado Ejército del Sur del Líbano, una milicia de cristianos maronitas que se alió con Israel durante la ocupación del sur libanés hasta el año 2000.

Uno de los antiguos comandantes de esa facción asegura que son muchos los que están dispuestos a empuñar de nuevo las armas contra Hizbulá, pero el Tsahal ha rechazado la oferta. Los libaneses de Nahariya viven igual que los israelíes, con el miedo en el cuerpo, al ritmo que les marcan los cohetes del Partido de Dios.

Las noticias de su país sólo llegan por televisión, y siempre son malas. “ Tenemos el corazón destrozado- dice esta mujer- sufrimos cuando atacan nuestro país y sufrimos cuando nos atacan en Israel. Pensamos todo el tiempo en nuestra familia del Líbano, de la que no tenemos noticias”.

Los combatientes del ELS tuvieron que huir del Líbano cuando Israel se retiró hace 6 años de la franja de seguridad que ocupaba desde 1982. El exilio, a sólo 8 kilómetros de su país de origen, se hace insoportable.