Última hora

Última hora

Israel-Líbano; primer balance tras un mes de guerra

Leyendo ahora:

Israel-Líbano; primer balance tras un mes de guerra

Tamaño de texto Aa Aa

Tras un mes de combates, Israel no ha logrado recuperar a los soldados capturados por Hezbolá ni anular a la milicia chíi, objetivos oficiales de la ofensiva. Pero la demostración de fuerza del Tsahal tenía otras metas, como explica Alan Ben David, corresponsal del israelí Canal 10.

“Uno de los objetivos de la operación afirma era demostrar a los países vecinos que la captura de dos soldados israelíes no es algo que pueda hacerse sin pagar un alto precio por ello”

El precio es incontestablemente elevado. Aunque todavía no hay balance oficial ni definitivo de las pérdidas, las cifras que maneja el gobierno libanés son más que elocuentes.

En El Líbano los combates han dejado más de mil muertos. El 25 por ciento de la población está desplazada por los bombardeos. En Israel ha habido alrededor de 150 bajas, y más del 5% de la población del norte ha tenido que refugiarse en el sur.

Medir las pérdidas macroeconómicas es aún difícil, pero ya se han hecho las primeras estimaciones sobre daños materiales. Y el coste es enorme para un pequeño país como el Líbano, que ya ha gastado seis mil millones de dólares en trabajos de reconstrucción y cuya deuda pública se eleva al 200% de su PIB.

Puertos, aeropuertos, depuradoras y centrales eléctricas forman parte de los objetivos destruidos.

Pero también, 23 gasolineras, 73 puentes, 630 kilómetros de carreteras, y siete mil casas y apartamentos. En total más de dos mil millones y medio de dólares.

La destrucción se ha traducido en una parálisis total de lo esencial de las fuerzas de producción, mientras que algunos sectores, como la agricultura han declarado el estado de “siniestro total”.

Única nota esperanzadora en el horizonte, la llegada de ayuda internacional. Los países del Golfo, por ejemplo, han aportado ya cerca de mil millones de dólares.