Última hora

Última hora

Las armas han callado en el sur del Líbano

Leyendo ahora:

Las armas han callado en el sur del Líbano

Tamaño de texto Aa Aa

El alto el fuego entre Israel y Hizbulá ya ha entrado en vigor y, en principio, aunque los combates han durado hasta el último momento, las partes en conflicto se dicen dispuestas a respetarlo. La resolución del Consejo de Seguridad exige que, vez conseguido el alto el fuego, Israel se retire del sur del Líbano al tiempo que ocupan la zona militares libaneses y cascos azules. El gobierno israelí dio ayer su visto bueno a la retirada a petición del primer ministro, Ehud Olmert. Sin embargo, la ministra de Exteriores matizó tras entrevistarse con el jefe de la diplomacia europea que el Tsahal no abandonará el sur del Líbano hasta la llegada de la fuerza multinacional, lo que puede tardar días e incluso semanas. Tzipi Livni añadió que el alto el fuego es un test para Beirut, para las comunidades libanesas y para la determinación de la comunidad internacional.

La misión de Naciones Unidas pasará de los 2.000 efectivos actuales a 15.000 soldados, los mismos que debe desplegar Beirut, que dio su visto bueno a la resolución de la ONU el pasado sábado. Ese mismo día, el líder de Hizbulá, Hassan Nasralá, hizo lo propio en una declaración televisada.