Última hora

Última hora

Seguridad en los aeropuertos; misión imposible sin una política común

Leyendo ahora:

Seguridad en los aeropuertos; misión imposible sin una política común

Tamaño de texto Aa Aa

El caos de los últimos días en los aeropuertos británicos ha suscitado vivas críticas de pasajeros y compañías aéreas que denuncian serias deficiencias en la aplicación de las medidas antiterroristas. Desde los atentados del 11 de septiembre, los controles de seguridad se han reforzado según el modus operandi de los terroristas. A la prohibición de transportar cuchillos y todo tipo de objetos punzantes siguió en 2002 la obligación de pasar los zapatos por el escáner, después de que un supuesto terrorista intentara hacer estallar el suyo en un vuelo Miami-Londres.

Siguiendo la misma lógica, desde el pasado 10 de agosto los aeropuertos británicos prohíben los líquidos y geles a bordo y limitan el equipaje de mano. A la espera de otras medidas, el control personalizado es la única estrategia posible, pero también la peor para las compañías aéreas.

“Me gustaría -pide el director general de Ryanair-que el ministro de Transportes me explicara por qué esta maleta es segura y esta otra, la de las ruedas pequeña que utilizan la mayoría de los pasajeros no lo es. Es una locura. Policías de la edad de piedra están dejando que los terroristas alteren la industria del transporte aéreo en el Reino Unido”

El bloqueo de los aeropuertos británicos ha costado a las compañías de 74 a 148 millones de euros. Varios operadores piden una investigación de la gestión gubernamental de la crisis. Aunque no ponen en tela de juicio la necesidad de dar prioridad a la seguridad, aseguran que los aeropuertos del país necesitarían otros 4.000 empleados para aplicar al pie de la letra las medidas previstas por el gobierno. Ian Aisles, presidente de una federación de operadores turísticos.

“El gobierno, afirma es una pieza clave en este asunto. Está claro que cada aeropuerto está gestionado por diferentes compañías comerciales, pero el gobierno establece la política de seguridad que se aplica en los controles. Lo que queremos es que participe realmente en la investigación pública para que vea en la práctica las medidas que se pueden aplicar y luego elabore una política en consecuencia”

Pero más allá de las medidas de seguridad que se adopten a nivel nacional, la prensa británica subraya que a falta de una política de seguridad común en toda Europa, un terrorista podría embarcar en cualquier aeropuerto fuera de las fronteras británicas y después, estallar su avión sobre Londres.