Última hora

Última hora

No hubo amenaza terrorista en el desvío de un avión a Bostón

Leyendo ahora:

No hubo amenaza terrorista en el desvío de un avión a Bostón

Tamaño de texto Aa Aa

Un frasco de crema de manos, una caja de cerillas y un ataque de claustrofobia. Estos tres elementos motivaron ayer que las autoridades estadounidenses desviaran hacia Boston el vuelo 923 de la compañía United, que inicialmente salió de Londres con destino a Washington. La “conducta inapropiada” de una pasajera motivó la medida. En realidad, la mujer de 59 años en plena crisis de claustrofobia, se puso nerviosa con una azafata.

Esta chica, que iba a bordo del vuelo que llegó hasta Bostón escoltado por dos cazas del ejército, asegura que la mujer actuaba de manera muy extraña, sobre todo cuando se metió en los servicios con una lata de refresco de cola. A esta otra pasajera, en cambio, no le chocaron las maneras de la dama, aunque, eso sí, estaba claro que algo la molestaba, dice.

Este incidente se produce una semana después de que la policía británica desbaratara un supuesto complot para derribar aviones en vuelo hacia Estados Unidos con explosivos líquidos. La de Boston no fue la única falsa alarma terrorista. La terminal 18 del puerto de Seattle fue evacuada por la sospecha de que podía haber explosivos en dos contenedores procedentes de Pakistán.