Última hora

Última hora

El matrimonio entre Suez y Gaz de France no es del todo imposible

Leyendo ahora:

El matrimonio entre Suez y Gaz de France no es del todo imposible

Tamaño de texto Aa Aa

Los problemas de competencia a nivel europeo que ha generado la polémica fusión de ambas compañías francesas pueden solucionarse si el nuevo grupo se compromete a hacer algunos sacrificios en el jugoso mercado belga, donde ambas empresas tienen intereses.

Para dar su visto bueno a la operación, la Comisión Europea exige que el futuro conglomerado no monopolice los sectores del gas y la electricidad en el país vecino, lo que quiere decir que Gaz de France y Suez deberían renunciar a Electrabel, el caballo de Troya que les permitiría conquistar el mercado belga sin oposición. Aunque nadie confía en que eso ocurra. La otra opción, y ésta sí es factible, consiste en que el nuevo grupo se deshaga de varias de las sociedades que ya controla en Bélgica, con el fin de liberar una mínima parcela del negocio para esquivar las leyes antimonopolio.