Última hora

Última hora

El primer testigo de la acusación en el juicio Anfal denuncia los bombardeos químicos

Leyendo ahora:

El primer testigo de la acusación en el juicio Anfal denuncia los bombardeos químicos

Tamaño de texto Aa Aa

El ex dictador iraquí, Sadam Husein, y seis de sus antiguos colaboradores han escuchado impasibles el relato del primer testigo del juicio Anfal, iniciado ayer en Bagdad y en el que son juzgados por “genocidio” contra el pueblo kurdo. El testigo ha evocado los bombardeos químicos contra numerosos pueblos, hace casi veinte años. “Las explosiones no eran muy potentes. Un humo verde empezó a extenderse, seguido de un olor de manzana podrida o de ajo. Muchas personas empezaron a vomitar, los ojos les picaban terriblemente. Muchos de ellos están muertos”, ha relatado.

Este es el segundo juicio contra Sadam y sus colaboradores desde la captura del antiguo presidente en diciembre de 2003. La defensa quiere probar que la ofensiva Anfal estaba destinada a luchar contra los rebeldes kurdos, que apoyaban a Teherán en la guerra contra Irak, dice.

Más de 100.000 kurdos fueron exterminados entre 1987 y 1988 en el norte de Irak. El pueblo kurdo pide justicia. Para ellos sólo un veredicto es posible, la pena de muerte.