Última hora

Última hora

Prodi: "El mando de las tropas de la ONU en el Líbano no es un concurso de belleza"

Leyendo ahora:

Prodi: "El mando de las tropas de la ONU en el Líbano no es un concurso de belleza"

Tamaño de texto Aa Aa

Italia y su primer ministro, Romano Prodi, han acaparado el protagonismo internacional en las últimas semanas, al convertirse en el primer país europeo en comprometerse sin reservas al envío de tropas al Líbano. Roma ha acogido con diplomacia la decisión francesa de última hora, que le deja en un segundo plano. Romano Prodi ha recibido a EuroNews en su retiro veraniego, para hablar de Oriente Próximo y de otros asuntos de la actualidad europea.

EuroNews: Presidente, ¿Cómo explica la disponibilidad de Italia a dirigir el contingente internacional en el Líbano cuando otros países como Francia, por ejemplo, han mostrado tanta cautela hasta el último momento?

Romano Prodi: No es una situación tomada a la ligera, sino dictada por el sentido de la responsabilidad. Si no conseguimos que la paz reine en el Mediterráneo, no habrá desarrollo posible y el futuro será cada vez más sombrío. Yo creo que sólo una construcción activa de la paz podrá ayudarnos contra el terrorismo, contra las tensiones internas, contra las hostilidades que existen en nuestra región.

Yo no he dicho “quiero el liderazgo”, sino “estoy dispuesto a comprometerme plenamente con los demás países”. Italia sabe que se trata de un deber político muy importante. Como he dicho en muchas ocasiones, no estamos en un concurso de belleza…queremos aportar nuestra contribución a la paz. Si tenemos responsabilidades de mando, bien, pero sea como sea, aportaremos nuestra contribución a la paz.

EuroNews: ¿Ve posible una solución para el futuro del Líbano sin un mandato preciso para el desarme de Hezbolá?

Romano Prodi: El desarme de Hezbolá es posible, incluso fácil, en el marco de una solución política. En mi opinión un desarme violento, en una situación de tensión me parece extremadamente difícil, por eso se necesita una misión sobre el terreno. Primero hay que lograr el cese de las hostilidades, pero además es necesario todo un trabajo político, como el inicio de conversaciones de paz, y no sólo sobre el Líbano, sino también sobre Palestina y toda la región. Todo está relacionado.

EuroNews: ¿Italia es partidaria de negociar también con Siria para alcanzar un acuerdo para el Líbano? ¿Hay alguna razón para no contar con Damasco?

Romano Prodi: El problema está claro, el diálogo es un instrumento indispensable para la política. Pero dialogar no significa ceder. En ocasiones significa imponer condiciones muy duras. Pero creo que el diálogo con Siria es una parte muy importante en la construcción de la paz futura.

EuroNews: Hablemos ahora de otro problema europeo, como es la inmigración clandestina. Más de diez mil personas han llegado clandestinamente a Italia en los últimos ocho meses; más de 15.000 a España. El gobierno de Madrid está dispuesto a duplicar su ayuda a los países de origen de los inmigrantes. Italia prepara medidas judiciales y policiales que algunos consideran ineficaces ¿Cómo explica la desunión europea en este asunto?

Romano Prodi: Simplemente por la ausencia de una política común. Creo que después de Schengen no es posible considerar la inmigración como un problema nacional, por tanto Europa debe dotarse de instrumentos comunes. El diálogo con ciertos países debe ser bilateral, pero en un momento dado tenemos que hablar de nuestra política africana con todos los países preocupados por esta oleada de inmigración procedente del sur. Con los países del este es diferente. Es un objetivo indispensable. Volvemos a un asunto que me apasionaba especialmente cuando era presidente de la Comisión Europea, se trata de la política del Mediterráneo. Me parece inconcebible que la prioridad europea no sea el Mediterráneo. Como ve, todo está relacionado. No podemos luchar contra la guerra, contra las tensiones en Palestina, la inmigración, el terrorismo sin una política de unión. Me refiero por ejemplo a Universidades donde estudiantes del norte y del sur del mediterráneo y profesores del norte y del sur del Mediterráneo cuenten con el mismo número de participantes y el mismo poder. Hay que crear nuevas políticas.

EuroNews: Volviendo a la inmigración; ¿Qué piensa de la política de “inmigración escogida”, de hacer una selección entre los candidatos a la emigración según las necesidades profesionales del país huésped?

Romano Prodi: Eso siempre ha sido un criterio de inmigración. Pero sólo es posible si hay diálogo. Tenemos que lograr un acuerdo global que evidentemente contemple ayudas. Los países del sur también querrán plantear sus condiciones y a fin de cuentas, nos complicarán un poco la vida, pero llegará un momento en que todos salgan beneficiados. Pero lo más importante es ayudarles a que se formen en sus países. Por tanto es un problema de escuelas técnicas, de formación profesional, de lo contrario, seguiremos siendo pasivos ante el fenómeno de la inmigración.

EuroNews: Siempre hablando de inmigración y aunque no esté directamente relacionado, en Padua y Brescia se han vivido acontecimientos graves. ¿Cree que Italia corre el peligro de que se de una situación similar a la vivida en los barrios marginales franceses?

Romano Prodi: Es algo que siempre he temido, por eso quiero llevar a cabo una política activa de ciudadanía. Por esa razón en la nueva ley contemplamos la enseñanza del idioma y el conocimiento de las instituciones y del país. Me da mucho miedo un escenario a la francesa, pero nosotros no hemos alcanzado aún esa concentración, esa masa crítica. Hemos tenido episodios de violencia aislados, pero no debemos cometer el error de subestimarlos, porque es una situación potencialmente explosiva.

EuroNews: Muchas gracias, présidente.