Última hora

Última hora

Londres estudia restringir la llegada de inmigrantes búlgaros y rumanos

Leyendo ahora:

Londres estudia restringir la llegada de inmigrantes búlgaros y rumanos

Tamaño de texto Aa Aa

Londres mira con preocupación hacia su embajada en Bucarest, donde se agolpan cientos de personas a diario en busca de visados que les permitan trabajar en Gran Bretaña, un requisito formal que se eliminará en 2007, cuando Rumania ingrese en la UE.

Si el sueldo medio de un trabajador en Rumania es de 105 euros a la semana, en Gran Bretaña roza los 650 euros. Este poderoso imán comparativo ha llevado al Reino Unido a más de 400.000 trabajadores del este en los últimos 2 años. La oposición tory teme una nueva avalancha y ha pedido que se restrinja la entrada de rumanos y búlgaros tras la adhesión de su país al club comunitario.

Kosti fontanero asentado en Bucarest tiene claro por qué se van sus colegas: “Por el mismo trabajo, aquí ganas cien euros, en Gran Bretaña 400 ó 500 euros”. El debate sobre la inmigración excesiva resurge en Gran Bretaña ante un alza del desempleo tras 14 años de crecimiento ininterrumpido.