Última hora

Última hora

Euforia en Japón tras el nacimiento del primer nieto varón del emperador Akihito

Leyendo ahora:

Euforia en Japón tras el nacimiento del primer nieto varón del emperador Akihito

Tamaño de texto Aa Aa

Japón celebra con euforia propia de otros tiempos el nacimiento del primer nieto varón del emperador Akihito: un niño de apenas dos kilos y medio que asegura la sucesión de la dinastía más antigua del planeta.

Los dos hijos del emperador le habían dado tres nietas y todo apuntaba a que sería necesario reformar las leyes para equiparar derechos dinásticos de hombres y mujeres. Pero todo quedó en agua de borrajas al anunciarse el embarazo de la princesa Kiko, esposa del menor de los vástagos del emperador. El neonato aún no tiene nombre es el tercero en la línea de sucesión tras su tío, el príncipe Naruhito, y su padre, el príncipe Akishino.

Pero durante estos meses de debate y quebraderos de cabeza para el émperador Akihito han cambiado muchas cosas en la sociedad nipona, que no ven del todo mal que la Casa Imperial se adapte a los nuevos tiempos: “No creo que el debate se acabe aquí, porque el niño no es el hijo del príncipe heredero”, comentaba un vecino de Tokio.

Tampoco da por cerrado el debate el primer ministro conservador, Jonichiro Kouzumi, que, ni corto ni perezoso, ha insistido en que prefiere modificar las leyes para atajar futuras crisis de sucesión en caso de que no nazcan varones.

Y es que muchos japoneses se habían hecho a la idea de que la princesa Aiko, la hija del príncipe Naruhito, sería la primera emperatiz por derecho de sangre de la historia de Japón.