Última hora

Última hora

Matrimonio discográfico franco-germano

Leyendo ahora:

Matrimonio discográfico franco-germano

Tamaño de texto Aa Aa

La casa Universal, filial del conglomerado galo Vivendi, adquiere la division musical de la alemana Bertelsmann por 1.630 millones de euros.

BMG Music Publishing que posee los derechos de más de un millón de canciones de Gilbert Becaud a Britney Spears necesitaba ese dinero para consolidar su capital.

Universal Music y BMG acapararán el 37% del mercado mundial de la música, convirtiéndose en líderes por delante de Sony Music, EMI y Warner Music. Apenas el 25% del mercado está en manos de casas discográficas independientes.

La apuesta de Vivendi-Universal le ha supuesto un varapalo en bolsa, pero tuvo que pujar alto, pues había otros seis aspirantes para hacerse con la casa en la que graban Avril Lavigne, Coldplay o Christina Aguilera.

Por otro lado, la casa Bertelsmann, matriz de BMG, ha anunciado que antes de la operación había zanjado el litigio que la enfrentaba con la que ahora es su propietaria, al compensarla con 60 millones de euros, por haber ayudado financieramente al desarrollo del grupo Napster, conocida plataforma que durante años sirvió para el intercambio ilegal de música.

Napster fue cerrada judicialmente, antes de resurgir como sitio de descarga legal de música, pero su modelo de negocio de distribución vía internet ya había pasado a las grandes casas discográficas, que parecen haber vuelto a vender discos y música virtual, remontando una crisis que ha durado un lustro.