Última hora

Última hora

Patronal y sindicatos negocian la reestructuración de Volkswagen

Leyendo ahora:

Patronal y sindicatos negocian la reestructuración de Volkswagen

Tamaño de texto Aa Aa

La empresa de automoción alemana se propone ahorrar 1.000 millones de euros en costes laborales durante los próximos dos años. El objetivo de la dirección es terminar con la semana de cuatro jornadas, que implicaría pasar de 28 a 35 horas. La gerencia ofrece a cambio a los trabajadores una participación en las ganancias.

Según el director de recursos humanos, Horst Neumann, “la medida obedece a la fuerte caída de ventas en el Golf, el modelo más emblemático de la casa. Si Golf está en números rojos, entonces toda la Volkswagen está en peligro; eso es lo que tienen que comprender los sindicatos y los trabajadores.”

Los sindicatos amenazan con la huelga si el aumento del tiempo de trabajo no viene compensado con aumentos salariales.
Helmut Meine de la poderosa central IG Metall señala que “se esperan promesas concretas de la dirección para las seis fábricas del grupo en Alemania, promesas sobre productos, inversiones y planes de rentabilidad, destinadas a salvaguardar los trabajos que sobren hasta el año 2011”.

Desde 2004, el grupo Volkswagen ha logrado remontar sus beneficios, a fuerza de recortes de gastos, más que aumento de ingresos. Para el ejercicio 2006, la firma de Wolfsburg apunta a unas ganancias de 1.600 millones de euros. Cerca de 20.000 puestos de trabajo desaparecerán en los próximos años, o sea un empleo de cada cinco.

El problema de fondo es que Volkswagen paga salarios un 20% superiores a los vigentes en sus rivales alemanes, sin embargo sus fábricas funcionan con exceso de capacidad.