Última hora

Última hora

Matti Vanhanen, primer ministro finlandés: La adhesión de Turquía reforzará la estabilidad política en Europa

Leyendo ahora:

Matti Vanhanen, primer ministro finlandés: La adhesión de Turquía reforzará la estabilidad política en Europa

Tamaño de texto Aa Aa

Finlandia entra en el ecuador de la presidencia europea. EuroNews ha querido tomar el pulso en Helsinki a la gestión que el país nórdico lleva a cabo de las políticas comunitarias. El manejo de la crisis libanesa, el proceso de adhesión de los nuevos miembros y el debate sobre una pendiente Constitucion Europea son las cuestiones más acuciantes abordadas por Maki Vanhanen, primer ministro finlandés y como tal presidente en ejercicio de la Unión Europea. Es la entrevista exclusiva realizada en Helsinki por nuestra periodista finlandesa Paivi Suhonen.

Päivi Suhonen – Reportera de Asuntos Europeos de EuroNews: Finlandia asumió la presidencia de la Unión Europea el primero de julio. ¿Podría hacernos un balance del primer trimestre?

Matti Vanhanen – Primer Ministro de Finlandia: Por supuesto, el hecho más marcado ha sido la crisis en Líbano. No era previsible, pero demostró que podemos afrontar las crisis internacionales importantes. Esa en concreto, estalló repentinamente. No es que hayamos actuado, según nuestros deseos, ni siquiera según querían los grandes países, pero en cambio logramos poner de relieve la unidad entre los estados miembros, al tiempo que defendíamos nuestros puntos de vista nacionales. La presidencia tiene la obligación de hallar una visión común y para ello es preciso incluir el punto de vista del país que preside. Así hemos actuado una vez más. La Unión debe aprender a hablar con una sola voz en el ámbito de las relaciones exteriores.

Päivi Suhonen: Hablemos de la ampliación de la Unión Europea, el primero de enero de 2007. Tendremos dos nuevos miembros: Bulgaria y Rumanía. ¿Qué importancia atribuye Finlandia al ingreso en la Unión Europea de esos dos estados?

Matti Vanhanen: Efectivamente es muy importante, sobre todo por lo que tiene de simbólico. El último plazo decisivo antes de la adhesión se produjo durante la anterior presidencia finlandesa. Ahora, lograremos un gran triunfo si conseguimos terminar las negociaciones durante nuestro actual mandato.

Päivi Suhonen: Puesto que usted evoca los hechos destacados de la anterior presidencia finlandesa, hablemos de Turquía. ¿Hasta qué punto este país podrá cumplir algún día los requisitos necesarios para su integración en Europa?

Matti Vanhanen: En este momento no los cumple. Pero creo y deseo que un día pueda cumplirlos. Es importante para la estabilidad de Europa y la de sus países vecinos que Turquía, un gran país, pueda incorporar los estándares europeos y desarrollar su sociedad sobre esa base. Eso permitirá a su vez reforzar la estabilidad política en Europa. Comprendo el punto de vista, según el cual Turquía no satisface los criterios de adhesión en este momento. Pero deseo que los europeos cambien de opinión cuando Turquía alcance un nivel suficiente. Hay que apostar por una Turquía que esté a la altura, que no es la actual Turquía.

Päivi Suhonen: ¿Hasta donde habría que fijar las fronteras de la Unión Europea?

Matti Vanhanen: Finlandia quiere evitar esta discusión fronteriza, porque habría que referirse también a los países que podrían quedrase fuera de esos confines y eso plantea un problema. Prefiero subrayar el viejo principio comunitario que dice que todos los países europeos que cumplan los criterios y los estándares de la Unión Europea deben tener derecho a ingresar en ella.

Päivi Suhonen: Hay 10 nuevos miembros en la Unión. ¿Cómo han podido adaptarse a este bloque? Por ejemplo muchos temen la directiva sobre los servicios. También se han abordado las cuotas de inmigración de esos países. Gran Bretaña e Irlanda han acogido a muchos nacionales de esos países, sin embargo Finlandia a pesar de haber abierto sus fronteras apenas ha recibido. ¿Estan fundados esos temores?

Matti Vanhanen: El problema no reside tanto en los países que gracias a su desarrollo económico, pueden dar cabida a mano de obra extranjera para colmar su penuria de trabajadores. El problema está sobre todo en los países de origen de esa mano de obra. Sobre todo si se trata de profesionales cualificados, con lo cual se trata de una fuga de cerebros. Son personas con una buena formación. Los jóvenes mientras se queden en sus países de origen podrán esperar alcanzar un nivel de vida más elevado. Creo que si continúan los efectos positivos obtenidos gracias a la entrada en la Unión, será más fácil frenar esas emigraciones.

Päivi Suhonen: Matti Vanhanen, usted participó en la redacción del texto de la Constitución Europea, que ahora está congelada. ¿Qué hace falta para relanzarla?

Matti Vanhanen: La verdadera solución no podrá alcanzarse antes de 2008. Se trata por lo tanto de un proceso muy largo.

Päivi Suhonen: ¿Pero Finlandia va a ratificar la Constitución este otoño?

Matti Vanhanen: Finlandia, como la mayoría de los otros estados miembros, va a dar su propio punto de vista sobre este texto ya negociado. Porque tenemos derecho a dar nuestra opinión sobre ese documento, podemos decir no lo que nos gusta y lo que no nos gusta.

Päivi Suhonen: ¿Entonces no entrará en vigor tal y como está redactado?

Matti Vanhanen: Es posible, pero a pesar de ello, tenemos el derecho de dar nuestra opinión sobre ese acuerdo negociado. No podemos imaginar que un país que dé su opinión desfavorable tenga el derecho de hablar a nombre nuestro. Por eso quien quiera definir el debate que lo haga. Eso tendrá una inflación sobre el proceso final.

Päivi Suhonen: Abordemos la próxima cumbre de Lahti en octubre. Finlandia ha invitado al presidente ruso Vladímir Putin a una reunión que tratará sobre la energía. ¿Es que los europeos somos muy dependientes de la energía rusa?

Matti Vanhanen: En cuanto a las relaciones internacionales, somos interdependientes unos de otros. Sobre todo en la esfera económica. Podemos sólo decir que la esa dependencia está abocada a crecer en el futuro.

Päivi Suhonen: ¿Pero de qué manera?

Matti Vanhanen: Por ejemplo, el éxito de Finlandia se basa precisamente, en gran parte en la dependencia económica exterior de otros países. Esta dependencia es recíproca. Rusia obtiene ingresos vendiendo su energía, y para ello tiene intereés en ser un suministrador lo más fiable posible. El interés de los europeos es garantizar un acceso a largo plazo a fuentes energéticas, al mismo tiempo que se garantiza que el mercado defina los precios. En este caso, nuestro interés es obtener la energía del Norte, del Este y del Sur. Europa debe desarrollar las redes de proveedores de energía en varias direcciones para no depender únicamente de una sola fuente.