Última hora

Última hora

Ferenc Gyurscsany prometió remover los cimientos de la economía húngara

Leyendo ahora:

Ferenc Gyurscsany prometió remover los cimientos de la economía húngara

Tamaño de texto Aa Aa

Más de 100 reformas en sus primeros 100 días de gobierno. Es lo que prometía Ferenc Gyurscsany a sus compatriotas al conseguir la reelección el pasado mes de abril. Un reto a la medida de las ambiciones políticas del hombre que consiguió salvar a la izquierda húngara. A sus 42 años, el Primer ministro húngaro posee una de las mayores fortunas del país. Este antiguo comunista presiente con acierto los profundos cambios que iban a vivir todos los países de la órbita soviética. Compra decenas de propiedades inmobiliarias en la etapa de las privatizaciones en los años 90 y le va bien.

En 2002 se lanza a la arena política y el éxito camina, igualmente, a su lado. Gyurscsany detenta un récord raro en el este de Europa: haber acumulado dos mandatos consecutivos. Para muchos húngaros el enérgico y pragmático jefe del ejecutivo encarna el estereotipo del éxito social. Para otros tantos, Ferenc Gyurscsany representa un arribismo sin escúpulos.