Última hora

Última hora

Gyurcsány anuncia que se someterá a un voto de confianza el viernes

Leyendo ahora:

Gyurcsány anuncia que se someterá a un voto de confianza el viernes

Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro húngaro, Ferenc Gyurcsány, ha anunciado que se someterá a un voto de confianza en el Parlamento el viernes, tras la clara derrota del partido socialista en las municipales de ayer. Gyurcány ha dicho que la votación no sólo tratará sobre el gobierno, sino también sobre su persona.

“El Ejecutivo ha dicho seguirá con el programa de reformas económicas para sanear las cuentas del Estado y el programa de convergencia aprobado por la Comisión Europea”. Para Viktor Orbán, líder de la oposición conservadora, la iniciativa no es más que otra mentira miserable del primer ministro, que tiene mayoría parlamentaria.

Orbán sostiene que el verdadero voto de confianza fue ayer en las urnas. El jefe de filas del Fidesz, que se impuso en la mayoría de los condados y ciudades más grandes del país, ha lanzado un ultimátum al gobierno, y exige que se vote una moción de censura antes del jueves, en caso contrario, su partido ha amenazado con la convocatoria de manifestaciones ciudadanas.

Protestas que se sumarían a las que sufrió el primer ministro hace dos semanas, después de reconocer que había mentido sobre su programa económico para ganar las legislativas del pasado abril. Algunas manifestaciones degeneraron en los peores disturbios desde el final del comunismo en 1989 con un balance de más de 250 heridos. Para los analistas políticos, el problema no es la mentira, sino la aplicación obligada de las reformas destinadas a cumplir con el programa de convergencia que permitirá la introducción del euro

“Por supuesto que el Primer ministro mintió durante la campaña, reconoce Kristzian Szabados pero todo el mundo sabe que también la oposición prometió cosas imposibles, asi que para simplificar las cosas se puede decir que un mentiroso acusa de mentir a otro mentiroso” La subida del IVA y la introducción de tasas universitarias son las decisiones más impopulares del programa “Nueva Hungría” del gobierno, destinado a sanear las cuentas públicas y bendecido por Bruselas.