Última hora

Última hora

La presidenta de Liberia pide en Estrasburgo ayuda internacional

Leyendo ahora:

La presidenta de Liberia pide en Estrasburgo ayuda internacional

Tamaño de texto Aa Aa

Liberia necesita ayuda europea para levantar cabeza tras más de dos décadas de guerra. Su presidenta, Ellen Johnson Sirleaf, ha pedido a la UE un mayor compromiso con su país. Actualmente, Bruselas proporciona al único país africano sin pasado colonial 130 millones de euros, que se destinan fundamentalmente a educación, mantenimiento de la paz, ayuda a desplazados y reinserción de los niños soldados. Pero hará falta una ayuda masiva que permita el desarrollo de los sectores básicos en un país rico en madera y diamantes En una visita a Estrasburgo, la primera africana elegida presidenta ha asegurado que su prioridad actual es la creación de empleos, ya que la tasa de paro se acerca al 80 por ciento.

EuroNews: Hace poco menos de un año, los liberianos votaron por usted. Confiaron en su capacidad para devolver al país la estabilidad tras 14 años de guerra civil. Liberia es una especie de laboratorio en el continente africano ¿Cuáles son sus principales retos?

Ellen Johnson: Nuestro principal reto es asegurar la escolarización de nuestros jóvenes, proporcionarles programas de formación específicos, y por supuesto, crear empleos en los que puedan trabajar. Hay unos 120 mil niños soldados que han sido desmovilizados y reintegrados en sus comunidades. Tenemos que asegurarnos de que la integración es eficaz, porque son vulnerables y se les puede convencer fácilmente de volver al frente y ese es nuestro principal reto.

EuroNews: El ex presidente liberiano, Charles Taylor, es el único acusado de crímenes de guerra que será juzgado en la Haya en abril. ¿Por qué no han sido acusados sus asociados que siguen campando a sus anchas en Liberia?

Ellen Johnson: Digámoslo así… Taylor no fue procesado por un tribunal liberiano, sino por un Tribunal Especial de Naciones Unidas en Sierra Leona.

Por ahora en Liberia no hay un tribunal para los crímenes de guerra. Pero sí hemos creado una Comisión para la Verdad y la Reconciliación que ya ha comenzado su trabajo. Por tanto, cuando esa Comisión dicte recomendaciones que puedan conducir a la apertura de procesos penales, entonces tendremos en cuenta esas consideraciones y actuaremos en consecuencia.

EuroNews: Como primera mujer africana elegida presidenta democráticamente, habla mucho de los derechos de las mujeres y de la igualdad de géneros. ¿Qué medidas concretas se están aplicando en su país en favor de las mujeres? Liberia no es conocido precisamente por su respeto de los derechos humanos.

Ellen Johnson: Bueno, para empezar, espero que estemos corrigiendo esa imagen y que ahora ofrezcamos la de una administración y un gobierno que respetan los derechos humanos y no permiten que nadie los viole. En el caso de las mujeres, creo que se sienten ya mucho mejor desde que otra mujer es presidenta. Además, otras mujeres ocupan puestos estratégicos en el Ejecutivo.

Acabamos de aprobar una ley extremadamente dura que castiga a los violadores a cadena perpetua.

Además, vamos a lanzar un programa de alfabetización a escala nacional para que nuestras mujeres aprendan a leer y a escribir, y un programa educativo especial para las niñas.

EuroNews: Otro asunto extremadamente importante: dos millones de mujeres africanas son víctimas de la mutilación de sus órganos genitales. ¿Qué opina de esa práctica y cómo cree que hay que abordar ese problema?

Ellen Johnson: Efectivamente, también es un fenómeno recurrente en nuestro país. Se trata de un problema tradicional y cultural, que en mi opinión debe abordarse a través de la formación. Hay que empezar explicando en los colegios de primaria la importancia de respetar físicamente a las mujeres, hay que hablar de las consecuencias de esa práctica.

Hoy por hoy sería muy difícil adoptar una ley e intentar aplicarla.

EuroNews: ¿cree que hay que condenar las ablaciones?

Ellen Johnson: No, creo que es mejor oponerse, resistirse, pero siempre teniendo en cuenta que tenemos que trabajar con gente que tiene esas tradiciones, esas costumbres, profundamente enraizadas, por eso se necesita algo más que una simple condena. Se necesita más formación, más educación, porque es la única forma de resolver el problema definitivamente. Las leyes y las condenas sólo sirven para que la gente siga haciendo lo mismo pero a escondidas.

EuroNews: El sida es uno de los principales problemas en África. Algunos jefes de Estado se muestran reacios a la hora de reconocer la gravedad de la situación. ¿Qué se puede hacer para que haya un cambio real?

Ellen Johnson: Bueno, para empezar, nosotros hemos reconocido que el sida representa una amenaza cada vez mayor. Las cifras de enfermos han pasado del 4% hace unos años a entre un 10 y un 12% actualmente. Es un aumento considerable. Estamos a punto de lanzar una comisión sobre el sida. Ya hemos pedido asistencia a la Fundación Mundial contra el Sida. Estamos abordando el problema desde dos frentes: para empezar, aumentando el número de tratamientos, que aún es insuficiente para tratar a todos los enfermos, pero al mismo tiempo, intentamos informar a la población de la necesidad de tomar precauciones mediante una campaña informativa que incluye posters a lo largo y ancho del país, y campañas de prevención en los colegios. En definitiva, somos conscientes del problema y estamos decididos a resolverlo.