Última hora

Última hora

Sexo y mentiras en el Congreso estadounidense en vísperas de unas elecciones cruciales

Leyendo ahora:

Sexo y mentiras en el Congreso estadounidense en vísperas de unas elecciones cruciales

Tamaño de texto Aa Aa

La atención del escándalo Foley ha girado del hecho en sí mismo, el congresista republicano Mark Foley envió mensajes sexuales a becarios del Congreso, hacia quién lo sabía y cuándo lo supo. Hoy, el ex asistente de Foley, Kirk Fordham, ha asegurado que había informado de ello hace tres años al portavoz republicano en el Congreso, Dennis Hastert. Este, asegura que se enteró de lo sucedido el pasado viernes, cuando se destapó el escándalo.

Sin embargo, el presidente del Comité Nacional de Campaña Republicano, Tom Reynolds, insiste en que había informado hace meses a Hastert de varias quejas por la actitud de Foley. “Cuando leí los deplorables e-mails que ningún niño, ninguna persona, debería ver, me dije que tenía que marcharse. Y me pregunté, ¿cómo conseguir que dimita?”, ha señalado Reynolds.

Foley, quien paradójicamente trabajaba como defensor de leyes destinadas a la protección de menores, dimitió el pasado viernes. Su abogado ha achacado su comportamiento a problemas con el alcohol y a haber sido víctima de abusos sexuales en su adolescencia.

A pesar de que el presidente George Bush se ha declarado “conmocionado” por los hechos, el escándalo amenaza con pasar factura a los republicanos en las elecciones del próximo 7 de noviembre.