Última hora

Última hora

El tiempo corre y la paciencia se agota en Saint Andrews

Leyendo ahora:

El tiempo corre y la paciencia se agota en Saint Andrews

Tamaño de texto Aa Aa

Por segundo día consecutivo, en este castillo escocés, se busca un pacto de gobernabilidad que resucite la autonomía de Irlanda del Norte. Acompañados por el primer ministro británico, Tony Blair, y su homólogo irlandés, Bertie Ahern, católicos y protestantes norirlandeses intentan acercar posiciones. Blair ha determinado que, si este viernes las partes no han logrado un pacto, Londres presentará una propuesta sobre la que los partidos del Ulster deberán pronunciarse.

Todo para evitar llegar al 24 de noviembre en una situación de bloqueo. Si para esa fecha no hay un acuerdo sobre la mesa, Irlanda del Norte volverá a estar bajo control de Londres y la Asamblea de Belfast, suspendida desde hace cuatro años, quedará definitivamente enterrada.

Las presiones se concentran ahora en el reverendo Ian Paisley, del mayoritario Partido Unionista Democrático. Hasta la fecha, el religioso protestante se ha negado a formar gobierno con el Sinn Fein, segunda fuerza política de la región y brazo político del IRA. Otro de los escollos a superar antes de mañana es el rechazo del Sinn Fein, de Gerry Adams, a un plan de reforma de la Policía norirlandesa, institución que, consideran, está bajo el control de Londres.