Última hora

Última hora

Los europeos intentarán evitar cortocircuitos con Putin, en la cumbre energética del viernes

Leyendo ahora:

Los europeos intentarán evitar cortocircuitos con Putin, en la cumbre energética del viernes

Tamaño de texto Aa Aa

La presidencia finlandesa ha invitado a los líderes europeos a hablar con una sola voz ante Rusia. Europa quiere que Moscú ratifique en esta cita una “Carta de la energía” para asegurar mejor el aprovisionamiento del viejo continente en gas y petróleo. Un cuarto del consumo de estos dos productos en Europa procede de Rusia. La interdependencia es positiva para ambas partes, destaca el presidente de la Comisión Europea. Jose Manuel Barroso ha declarado que “la Unión Europea es el mayor comprador de energía, a nivel mundial. Ambos podemos salir ganando. Nuestro medio de presión es el mercado europeo. Reste es el mensaje que vamos a enviar de forma constructiva pero firme, al presidente Vladimir Putin, durante la cena del viernes”.

Pero Alemania y Francia ya han elevado la voz pidiendo que no se discrimine a las empresas europeas. No habrá ninguna en la planta rusa de Chtokman y la anglo holandesa Shell ha sido rayada de la lista en Sakhaline. Ahora bien, las infraestructuras rusas necesitan una renovación urgente y es ahí donde Europa quiere intervenir.

Michael Emerson, analista político destaca que “será una carrera de fondo para ambas partes. Ya se han realizado inversiones (europeas) en gaseoductos (rusos). Hablamos de proyectos que duran veinte o treinta años. El proceso de democratización o europeización de Rusia tardará asimismo una o dos generaciones”.

El invitado a la cumbre, es más que nunca protagonista. La válvula del gas está en sus manos. Cuando Putin fue invitado, la crisis con Georgia no había estallado. Ahora muchos países, sobre todo los nuevos miembros discrepan con París y Berlín, partidarias de la buena “entente”, y no parecen dispuestos a limar asperezas, a cambio de gas.