Última hora

Última hora

El nacionalismo populista florece en Bulgaria en vísperas de su integración en la UE

Leyendo ahora:

El nacionalismo populista florece en Bulgaria en vísperas de su integración en la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Escasa participación y auge del nacionalismo extremista: Bulgaria muestra su rostro más inquietante en vísperas de la adhesión a la Unión Europea. El ultranacionalista Volen Síderov ha pasado a segunda ronda de las presidenciales junto al actual jefe del Estado, el socialista Gueorgi Parvánov. Acreedor del 21% de los votos, Síderov no tiene posibilidades de superar a Parvánov, que ha obtenido el 64% pero no el quórum de participación necesario para ser reelegido automáticamente.

“Era de esperar comentaba este lunes una vecina de Sofía, la capital. No había mucho donde elegir. La única alternativa era Parvánov”.

“Creo que la gente no está interesada en votar, no le interesan los políticos que nos gobiernan”, replicaba otro ciudadano.

“Estaba claro que Parvánov iba a ganar si fallaba la derecha y no había más candidatos”, añadía un tercero.

Nadie duda de que Parvanov será reelegido y pasará a la historia como el jefe de Estado con el que Bulgaria se integró en la UE, un evento que tendrá lugar el 1 de enero de 2007.

Sin embargo, el auge del nacionalismo que por primera vez pasa a segunda ronda de unas presidenciales preocupa en un país con importantes minorías étnicas. En campaña, Siderov ha arremetido contra gitanos y turcos (un 20% de la población), y su mensaje parece haber calado hondo en una sociedad en la que una de cada dos personas vive bajo el umbral de la pobreza.