Última hora

Última hora

La Unión Europea no será tierra de promisión para los trabajadores búlgaros y rumanos

Leyendo ahora:

La Unión Europea no será tierra de promisión para los trabajadores búlgaros y rumanos

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana, varias capitales han anunciado que les pondrán impedimentos para entrar en su territorio. Es el caso de Londres y Dublín, que sin embargo, en 2004 abrieron sus puertas a los inmigrantes de los ocho países ex comunistas que entraron en la UE. El futuro laboral de búlgaros y tumanos tampoco se presenta fácil en Holanda. Asimismo, Austria, Alemania y Dinamarca podrían anunciar próximamente medidas restrictivas.

No pondrán barreras los países que aparecen en verde: Polonia, República Checa, Eslovaquia, Finlandia, Letonia y Estonia. Con rayas verdes las naciones que según fuentes comunitarias abrirán probablemente sus fronteras, como Lituania y Suecia. En cuanto a España e Italia, parecen abogar por moratorias cortas y flexibles.

Bulgaria y Rumanía ingresarán en el club comunitario el próximo uno de enero. Sus dificultades para trabajar en otros países de la Unión no podrán durar más de siete años, tope máximo fijado por Bruselas para la protección de los mercados laborales nacionales.