Última hora

Última hora

Un terremoto político sin apenas consecuencias económicas

Leyendo ahora:

Un terremoto político sin apenas consecuencias económicas

Tamaño de texto Aa Aa

La conquista demócrata de la Cámara de Representantes no debería implicar una reforma de la actual política económica de la Casa Blanca. Como mucho podría suponer una subida del salario mínimo, considerando la mayor preocupación demócrata por el poder adquisitivo de la clase media.

Los indicadores macroeconómicos no sufrirán mayores alteraciones. El crecimiento caerá del 3,4% este año al 2.9% en 2007, mientras el desempleo podrá registrar un ligero repunte al 4,8% de la población activa. El déficit presupuestario aumentará levemente a 200.000 millones de euros debido a una guerra de Irak imparable, pero para la que los Demócratas no consentirán a Bush más dinero.

La independiente Reserva Federal velará para que se produzca un aterrizaje suave de la primera economía mundial. Los analistas estiman que el presidente de la institución, Ben Bernanke, ante evidencias de una depresión del mercado inmobiliario, decidirá recortar los tipos de interés, actualmente en el 5,25%, antes de que termine el año.

El empleo no deberá sufrir como se ha evidenciado en los últimos datos del Departamento del Trabajo.
Para seducir al electorada cara a las presidenciales de 2008, los demócratas subirán el salario mínimo por hora que desde 1997 continúa en 5 dólares 15.

La economía estadounidense seguirá los mismos patrones de elevado consumo que incrementarán las importaciones de Europa y de China.

En cuanto a los mercados financieros, este escenario previsible ya ha sido integrado en los principales índices de Wall Street.