Última hora

Última hora

Cambios ma non troppo

Leyendo ahora:

Cambios ma non troppo

Tamaño de texto Aa Aa

La corriente no fluye entre el eje Londres-Washington y el formado por Teherán y Damasco. Mientras los medios de comunicación se hacen eco de posibles cambios de estrategia en la política exterior estadounidense, y Ahmadineyad se dice dispuesto a dialogar, George Bush ha asegurado que antes, Teherán tiene que cumplir determinadas condiciones.

El malentendido pudo comenzar ayer, cuando el presidente estadounidense se dijo “abierto a nuevas ideas”: “Creo que para nosotros es muy importante ganar en Irak, no sólo por nuestra propia seguridad, sino por la seguridad en Oriente Próximo, estoy abierto a cualquier idea interesante”

Las palabras de Bush, en plena reunión con un grupo de trabajo sobre Irak, se interpretaron inmediatamente como una posible apertura del diálogo con Siria e Irán aconsejada por los expertos de ese grupo. Sin embargo, el presidente concluyó la entrevista asegurando que su estrategia en Irán seguía siendo la misma.

También a Tony Blair se le ha atribuido la intención de anunciar un cambio de estrategia. Como sucedió con Bush, la segunda parte del discurso que ayer dio rienda suelta a las especulaciones matizaba la primera: “Una amplia parte de la respuesta no reside en Irak en sí mismo, sino fuera de éste, en el conjunto de la región. A eso le llamo una nueva estrategia global en Oriente Próximo. Pero el plan no conlleva advirtió un cambio de política hacia Siria e Irán”.

Minutos después, el primer ministro británico aseguraba que Irán se enfrenta a una elección estratégica: “Pueden involucrarse o no en el proceso de paz en Oriente Próximo. Pero si no dejan de apoyar el terrorismo en Irak y el Líbano se enfrentarán a las consecuencias de no hacerlo: el aislamiento”. Los analistas consideran que el auténtico cambio de estrategia no se refiere a Irán, sino a Siria. Londres y Washington podrían tender la mano negociadora exclusivamente a Damasco para aislar aún más al régimen de Teherán.