Última hora

Última hora

Martes sangriento en Irak

Leyendo ahora:

Martes sangriento en Irak

Tamaño de texto Aa Aa

Irak ha sido este martes escenario de un secuestro masivo. Hombres armados irrumpieron por la mañana en el ministerio de Educación llevándose a más de un centenar de funcionarios, guardas de seguridad y visitantes. Los secuestradores, que iban vestidos con uniformes de la policía, llegaron en una veintena de vehículos al edificio ubicado en pleno centro de Bagdad.

El Gobierno iraquí ha formado una célula de crisis. Como consecuencia, cinco altos oficiales de policía han sido detenidos y un puñado de rehenes ha sido liberado. La minoría suní, que lleva las riendas de este ministerio, acusa de los secuestros a escuadrones de la muerte chiíes que según dicen actúan con el apoyo de las fuerzas de seguridad. Además de por el secuestro, Irak ha vuelto a ser noticia por los atentados que han golpeado el país en una jornada especialmente sangrienta.

En Ramadi, feudo de la insurgencia suní, una treintena de personas ha perdido la vida en un bombardeo estadounidense. Aviones militares y tanques atacaron distintos barrios destruyendo numerosos inmuebles. Las autoridades iraquíes y los militares norteamericanos creen que en esta zona se esconden combatientes no iraquíes vinculados con la rama de Al Qaeda en Irak.

En Mosul, en el norte del país, once civiles han muerto en una serie de ataques rebeldes. Un saldo de víctimas similar al registrado en el atentado con coche bomba perpetrado en Bagdad. Horas antes, otros seis iraquíes fallecían en un barrio chií de la capital, feudo del clérigo radical Muqtada al Sadr, contrario a la presencia extranjera en Irak.