Última hora

Última hora

Lillikas: "Estamos dispuestos a aceptar el despliegue de una fuerza europea que reemplace a las tropas de Nicosia y al Ejército turco"

Leyendo ahora:

Lillikas: "Estamos dispuestos a aceptar el despliegue de una fuerza europea que reemplace a las tropas de Nicosia y al Ejército turco"

Tamaño de texto Aa Aa

Chipre planta cara a la adhesión turca a la UE. El gobierno de Nicosia advierte a Ankara de que el no cumplimiento de sus compromisos con la Republica isleña podría paralizar temporalmente sus negociaciones de adhesión a la Unión Europea. La isla mediterránea está dividida desde 1974, cuando las tropas turcas ocuparon la parte septentrional y en 1983, fue declarada la República Turca del Norte de Chipre, no reconocida internacionalmente.

La parte sur se incorporó a la UE en 2004. El ministro de Exteriores greco chipriota, Yiorgos Lillikas, insiste en que Turquía sigue sin aplicar el protocolo de Ankara, que le obliga a permitir el uso de sus puertos y aeropuertos a los barcos y aviones procedentes de países comunitarios.
Semanas antes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno aborde el problema, EuroNews ha entrevistado en exclusiva al titular de Exteriores chipriota.

EuroNews: La presidencia finlandesa ha invitado a las partes a hablar cara a cara del problema chipriota, pero la invitación fue anulada en el último minuto, ¿Por qué?

Yiorgos Lillikas: Como sabe, Turquía se niega a reconocer a la República de Chipre, y por tanto, no quiere reunirse con nosotros. Por ahora no puedo decir que sea muy optimista. Todas las informaciones que me llegan de otros gobiernos que están en contacto con Turquía son muy negativas.

EuroNews: A mediados de diciembre, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reunirán para tratar los dossieres turco y chipriota. ¿Qué propone usted concretamente para desbloquear la situación?

Lillikas: Que Turquía cumpla sus obligaciones.

EuroNews: Habla de obligaciones. Es decir, la apertura de los puertos turcos.

Lillikas: La Unión Europea fijó varias obligaciones: la apertura de los puertos y de los aeropuertos de Turquía, como estipula el acuerdo aduanero entre Turquía y la Unión Europea y también el Protocolo de Ankara.

También contempla la normalización de las relaciones entre Turquía y la República de Chipre. Pero también, el reconocimiento del Estado de la República de Chipre como Estado Miembro de la UE. Porque actualmente, se da una paradoja: un país candidato, se niega a reconocer y a establecer relaciones diplomáticas con uno de los miembros de esa familia, y eso es muy paradójico.

EuroNews: Turquía dice sistemáticamente “no” porque asegura que la Unión Europea le prometió que acabaría con el aislamiento del Norte de Chipre. ¿No cree que se necesita un gesto de apertura para romper ese aislamiento económico del Norte?

Lillikas: Para empezar, permítame que le diga que la historia del aislamiento es un mito. La mejor prueba de ello es que en los dos últimos años, el PIB per cápita en las zonas ocupadas y los ingresos de los turco chipriotas se han multiplicado por cuatro.

EuroNews: Hace unos días hablé con el presidente Mehmet Ali Talat, presidente de la República Turca del Norte de Chipre, no reconocida internacionalmente. Le pregunté por qué no se ordenaba la retirada de las tropas turcas, y respondió que por miedo a los soldados greco chipriotas. ¿qué le respondería?

Lillikas: En 1974, había 120.000 turco chipriotas. Dado el índice de crecimiento de la población, actualmente debería haber 200.000 turco chipriotas en la zona ocupada, pero hay sólo 75.000. Pese a la “protección” turca, hay menos que en 1974. Desgraciadamente, se han ido de la isla rumbo a Londres y a otras regiones del mundo…y ¿qué ha hecho Turquía? traer a 180 mil colonos de Anatolia. Están colonizando el norte de Chipre para modificar el equilibrio demográfico en la isla. Hay 40.000 soldados turcos sobre el terreno, mientras que nuestra Guardia Nacional está formada sólo por nueve mil efectivos, por tanto, si hay un problema de seguridad, lo sufrimos nosotros. Porque estamos bajo amenaza del Ejército turco. Somos un país pequeño, nuestra población es de menos de un millón de habitantes. Si hay un problema de seguridad, pongamos el asunto sobre la mesa, hablemos de ello, yo estoy dispuesto a entablar el diálogo. Estamos dispuestos a aceptar que fuerzas europeas reemplacen a los soldados de la Guardia Nacional de Chipre y a los efectivos del Ejército turco…estamos dispuestos a reemplazar a todos los ejércitos por una fuerza militar europea que proteja a las dos comunidades. EuroNews: ¿Está dispuesto a aceptar que un día u otro Turquía ingrese en la Unión Europea?

Lillikas: Por supuesto. Quiero recordar que ya hemos apoyado dos veces la solicitud turca de adhesión a la UE. En diciembre de 2004 y el pasado octubre, votamos a favor del comienzo de las negociaciones con Turquía.

Porque consideramos que, como nación, nos beneficia una Turquía “europeizada” si me permite la expresión…una Turquía que se transforme en un régimen democrático, que respete el derecho internacional, los derechos humanos, el derecho europeo; un Estado que se respete a sí mismo. Sin embargo, nuestro apoyo a la adhesión turca no es incondicional. Turquía debe cumplir sus obligaciones, algo que por el momento, se niega a hacer.

EuroNews: Una de esas condiciones es la apertura de los puertos turcos. Efectivamente, Turquía acaba de confirmar que por el momento no tiene intenciones de hacerlo. Ustedes, por su parte, bloquean la apertura de los capítulos de negociación entre Ankara y la UE, por tanto la parálisis es total. Volviendo a la pregunta que le he formulado antes y que me da la impresión que no ha contestado al cien por cien: ¿qué propone concretamente para desbloquear la situación antes de mediados de diciembre, para la reunión de jefes de Estado y de Gobierno?

Lillikas: ¿Sabe? no podemos aplicar las condiciones de Turquía. Pero Turquía puede ayudarse a sí mismo. Estamos dispuestos a ayudar a Turquía con la condición de que el país se ayude a sí mismo. Por el momento, se niega a ceder, por tanto, estamos bloqueados por culpa de una mentalidad, de una cultura política en Turquía que cree que la adhesión a la Unión Europea es un menú a la carta.