Última hora

Última hora

La inmigración, ausente de la campaña electoral en Holanda

Leyendo ahora:

La inmigración, ausente de la campaña electoral en Holanda

Tamaño de texto Aa Aa

La inmigración es uno de los asuntos que más preocupa a los holandeses, y sin embargo, ha brillado por su ausencia durante la campaña electoral. Los analistas señalan que se debe al consenso entre las fuerzas políticas para endurecer las leyes actuales.

La excepción a la norma han sido los partidos de la ultraderecha, cuyos programas electorales están dominados por la trilogía inmigración, terrorismo y seguridad. El más conocido en este frente es Geert Wilders, líder del populista Partido para la Libertad:

“Temo que el Tsunami de la islamización llegue a Europa y a Holanda afirma. El Islam es una religión violenta, el Corán, es un texto violento, por tanto deberíamos frenarle el paso en Holanda. No creo en un Islam moderado, porque es una religión equivocada, pero sí creo en la gente, por eso creo que deberíamos apoyar a los musulmanes moderados, que afortunadamente, son una mayoría en Holanda.”

Declaraciones duras que, según las organizaciones de inmigrantes, no se alejan tanto de la tónica dominante en los principales partidos. En los últimos tres años, el gobierno de coalición integrado por el Partido cristianodemócrata del primer ministro saliente, Jan Peter Balkenende, y los conservadores liberales del VVD han aprobado varios proyectos para endurecer las leyes de petición de asilo.

Ahora los inmigrantes se sienten abandonados también por el opositor Partido de los trabajadores. Para el director del Centro de Estudios sobre Inmigración del Mediterráneo, las elecciones han forzado una unidad antinatural: “Tenían miedo de perder electores, han seguido el movimiento, y por eso han aceptado en el Parlamento muchas medidas discriminatorias para los inmigrantes. Por eso nos sentimos extremadamente decepcionados. No hay posiciones claras contra las medidas de expulsión, ni contra las medidas de seguridad o contra las medidas para limitar el reagrupamiento familiar”

Los sondeos también han tenido peso específico en la campaña; pese a la complejidad del problema, una gran mayoría de los holandeses se dicen hastiados de hablar de la inmigración, y prefieren abordar otros asuntos como la economía, la reforma del sistema sanitario y el de las pensiones.